Requisitos para ser donante de esperma

donacion de esperma, donantes de esperma catalogo, donar esperma cuanto pagan, donacion de esperma precio, donación de semen, busco donante de esperma,

informacion complementaria

La donación de semen es un acción de apoyo que da la posibilidad que muchas parejas con problemas de esterilidad o mujeres que no pueden quedar embarazadas por diversos causas puedan concebir un embarazo y tener un hijo. En los últimos años va en aumentó el número de tratamientos de fertilización asistida, pero lamentablemente no intensifica la cantidad de donantes de esperma en Argentina. Hoy despejamos todas tus dudas para que puedas llevar adelante esta donación y contribuir con distintas mujeres que están deseosas de ser madres y por una causa o varias todavía no lo lograron.
Con una donación podes hacer afortunada a matrimonios y madres solas
La trascendencia de la entrega de semen

A los que ayudaras con la donación de semen:

Parejas heterosexuales en las que la pareja masculina tiene poco o mala eficacia de rendimiento de espermatozoides o no los ocasiona.
Después que el hombre tiene alguna enfermedad genética o hereditario y no consigue asegurarse con el uso del Diagnóstico Genético Preimplantacional.
Matrimonios en las que ya pasaron por varios intentos con fertilización asistida y no llegan a prender. Y el semen suele ser el culpable de estas consecutivas pruebas de fertilización.
Madres solas
O parejas de mujeres consolidadas

Cuales son las características mínimas a respetar para ser donante de esperma

Ser mayor de 18 y tener menos de 50 años. A pesar de que lo beneficioso para llevar a cabo un procedimiento de fertilización es que el hombre donante no posea más de 35 años.
Encontrarse saludable y no tener enfermedades que puedan afectar a los futuros bebés.
Que en el espacio familiar más próximo no se presenten casos de enfermedades genéticas ni hereditarias. Con la finalidad de comprobarlo se lleva a cabo un estudio cromosómico o cariotipo.
No tener ningún padecimiento de difusión sexual como: hepatitis vírica, sífilis, herpes, virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), citomegalovirus, gonorrea o clamidia.

Tener un semen de buena eficacia, lo que se comprueba con un estudio de esperma o seminograma; y que resista con gloria el proceso de criopreservación (congelado y descongelado). Aunque en los últimos años se ha avanzado un avance importante acerca de la congelación de semen mediante nuevos métodos crioprotectores que permiten una superior subsistencia de espermatozoides a las bajas temperaturas en las que se conservan.